Mujeres haciendo historia

08 Mar 2020

Su sueño: ser fotógrafas

El camino que la mujer ha tenido que recorrer para sobresalir en el ámbito profesional es digno de admirar. El talento de las mujeres siempre ha existido, en cambio, la igualdad de oportunidades de demostrarlo, no.

Remontaremos a la época antigua, donde la mujer empezó a buscar abrirse paso en el maravilloso mundo de la fotografía, el cual era exclusivamente de interés científico.

¡Jamás imaginaron la importancia que tomaría en estos tiempos!

Empecemos hablando, que los inicios no fueron tan favorables para ellas, como en otros ámbitos, no era bien visto o aceptado que las mujeres participaran en este tipo de actividades (misma mentalidad se consideraba que la mujer debía estar en el hogar cuidando de sus hijos). Por lo que las mujeres debían buscar alternativas para poder explotar su talento en la fotografía, una de ellas era ocultar su identidad. Lo más común, al ver la historia de estas grandes mujeres, es encontrarnos que gran parte de sus obras de arte aparecen con el nombre de su esposo o con otro nombre masculino. En algunos casos ha sido difícil identificar qué fotos fueron tomadas por ellas.

¿Te imaginas? Era tanta su pasión y motivación que nos les importaba vivir en el “anonimato”, dada la situación social que vivían. Me gusta creer que tenemos grandes pioneras que buscaron dejar huella y creo que se merecen el reconocimiento, que en su época no les fue dado. Increíble pensar que, desde tiempos remotos, las mujeres han sido imparables.

Poder, talento y reconocimiento.

Quiero compartirles la historia de mujeres impresionantes que revolucionaron el mundo de la fotografía. ¡Quedé marcada con la historia de estas grandes personalidades!

Anna Atkins: La historia comienza aquí.

Anna, se dedicó a la botánica. Un día leyendo, “Manual de las Algas” (William H. Harvey) se dio cuenta que necesitaba de material visual, que le permitiera las personas darse una idea clara de lo que se estaba describiendo. Y aquí empieza su travesía en el mundo de las imágenes, decidió crear su propia versión y plasmó las algas en imágenes. Y de esta forma dio lugar al primer fotolibro “Photographs of British Algae: Cyanotype Impressions”. (¡Atención, pionera a la vista!).

Pero no todo fueron buenas noticias, Atikins firmó su libro como “AA” por lo que su trabajo nunca le fue adjudicado. Por años, las personas creyeron que esas iniciales hacían referencia a “Amateur Anónimo”. Por años Anna quedó en el olvido, hasta que un coleccionador de libros, William Lang, desenterró su historia. Intrigado y maravillado por las imágenes que Anna había creado, publicó un artículo sobre este libro; un misterioso personaje escribió de vuelta a Lang, dándole el nombre de “Anna Atkins” como dueña y creadora del fotolibro. Gracias a la curiosidad de este hombre, Atkins por fin recibió el crédito de tantos años de trabajo. ¡Bien!

This image has an empty alt attribute; its file name is Foto-11-225x300.jpg
This image has an empty alt attribute; its file name is Foto-2-223x300.jpg

¿Qué tal la técnica? ¡Impresionante! Te invitamos a conocer más sobre esta técnica conocida como: Cianotipia

Dato curioso: Cuenta la leyenda, que Atkins tomó misteriosas fotografías que no estaban relacionadas a su trabajo de botánica, pero jamás han sido encontradas ¡amo los misterios!

Julia Margaret Cameron: Un eterno referente en la fotografía.

Algo que me impresionó de esta gran artista es que Julia comenzó a fotografiar a los 48 años, después de que su hija le regalara una cámara para que pudiera tener una distracción (bendito regalo). Nunca tuvo un impulso por dedicarse a fotografiar, hasta que tuvo una cámara en sus manos.  Amaba tanto lo que hacía, que a pesar de haber iniciado tarde, se convirtió en una de las artistas más sobresalientes de sus tiempos. Impresionante que a tus 48 años encuentres tu verdadera pasión, ¡no todo está perdido!

Para estos tiempos (segunda mitad del siglo XIX), la sociedad empezó a aceptar a las mujeres en este ámbito. Por lo que pronto se normalizó ver a una mujer con una cámara en sus manos.

Julia se suma a la lista de artistas que no vivieron para ver el éxito de sus obras, su reconocimiento llegó 20 años después de su muerte.

This image has an empty alt attribute; its file name is Foto-3-240x300.jpg
This image has an empty alt attribute; its file name is Foto-4-253x300.jpg

¿Impactados? Un trabajo impecable. Me declaro una gran fan.

Dato curioso: La trayectoria de Julia no fue sencilla, recibió críticas muy duras, algunas sólo por ser mujer. Fue criticada y se le acusó de ser poco creativa y torpe en el dominio de la fotografía, pero Julia no dio paso atrás a su sueño de continuar en este mundo. Nadie imaginó que su técnica inspiraría a cientos de artistas años después. ¡No te rindas, no desistas!

Eulalia Abaitua: Oculta en las sombras durante un siglo.

Al leer la historia de Eulalia, me gustó saber que ella disfrutó de la libertad de fotografiar lo que realmente le interesaba y de la forma que ella quería, nunca permitió que nadie la condicionara o le dijera como hacerlo. ¡Bien Eulalia, amamos a las rebeldes!

La parte triste de su historia es que su trabajo quedó oculto por ¡un siglo! Hasta que el Museo Vasco Bilbao consiguió alrededor de 2500 fotos de su autoría y decidió difundirlas. Y aquí, por fin, la historia de nuestra gran Eulalia se hace conocida.

Si dan un vistazo a la obra de Eulalia, se darán cuenta que tenía un amplio portafolio de fotografías, donde su trabajo fue muy marcado a captar a la sociedad, desde los entornos rurales hasta personas de elite en sus momentos de ocio.

Francis B Johnston: Una mujer en un mundo dominado de hombres.

Y si a alguien debemos admirar, es a Francis. En un mundo donde los hombres sobresalían, Francis logró hacer un hueco para su trabajo. Se considera que fue la primera foto-reportera de la historia ¡otra historia de pionera!

Francis, entra en el ámbito de la fotografía profesional, por primera vez las mujeres aparecemos en este mundo masculinizado. Y no se detuvo ahí, escribió “Lo que una mujer puede hacer con una cámara”, en este artículo Francis, animaba a las mujeres a que decidieran por sí mismas, a que vivieran por su propia cuenta (esto considerando que las mujeres en estas épocas no tenían tanta independencia económica, normalmente dependían de su padre o marido).

Me inspira saber que Francis fue contra todo el sistema de esa época que intentaba frenar a las mujeres. Se cansó de ese papel sumiso y tradicional que la sociedad decidió otorgarle a las mujeres. Te invito a revisar su obra “New Woman”. Una obra de arte de rebelión, un autorretrato que trataba de encarar el mundo dominado de hombres. ¡INSPIRACIONAL!

¡Sin palabras! Me encanta.

Dato curioso: Debido a su talento, Francis se convirtió en la fotógrafa no oficial de la Casa Blanca. Años más tarde, sus fotos se convirtieron en una necesidad en la élite política.

Imogen Cunningham: Robado fotográfico.

Y si queremos hablar de mujeres revolucionando el mundo de la fotografía, es tiempo de hablar de Imogen Cunningham.

¿Hay alguien aquí que ame los escándalos? Si es así, llegamos a la persona correcta; Imogen paralizó el mundo de la fotografía al publicar una imagen de su marido ¡desnudo! (Consideremos que en esas épocas no era normal fotografías de este tipo).

Personas cercanas a ella, aseguraron que se caracterizó por no juzgar a sus modelos, trataba de captar la emoción de las personas, sin saber exactamente su historia. Dejar que la fotografía cuenta la historia, ¿no creen? ¡Impresionante trabajo!

Se le considera la inventora del “robado”, esas fotos que son espontáneas sin que la persona sea consciente de que la están fotografiando. Siempre me ha encantado esas fotos naturales, sin prepararlas, que captan la esencia original de la persona.

Les comparto algo muy sabio que Imogen nos dejó para el éxito en el mundo de la fotografía:
Una vez, una mujer que hacía fotos en la calle me dijo: ‘Nunca he fotografiado a nadie a quien no haya preguntado primero’. A lo que yo contesté: ‘Supongamos que Cartier-Bresson le hubiera pedido al hombre que saltó el charco en su famosa foto que lo hiciera de nuevo, nunca habría sido lo mismo. ¡Haga el favor de empezar a robar!’ ¡Intentemos esta técnica!

La historia de esta fotografía es que Imogen, fotografió la esencia de un momento crítico en la relación de Edward Weston, quien engañó múltiples veces a su esposa, a quien vemos en la foto con una mirada perdida y angustiada. (Declaración literal de los que dicen que las fotos cuentan historias)

Gerda Taro: ¿Y si inventamos un hombre?

Una historia intrigante; pero primero debemos resaltar que Gerda es considerada pionera en el reporterismo de guerra. ¡Orgullo!

Para la historia de Gerda Taro, los invito a procurar su nombre en algún buscador online… ¿Listos? Nuestra impresionante Gerda, decidió dar vida a un hombre imaginario “Robert Capa” que pronto tomó forma humana: Endre Friedmann.

Estos dos cómplices dieron vida al alucinante “Robert Capa”, quien se considera “autor” del trabajo de Gerda. ¿Imaginas por que la decisión de crear a este hombre? Gerda lograba vender sus fotografías tres veces más caras gracias a “Robert”; el público consideraba a este personaje como un intrépido y valiente americano que lograba capturar la esencia de la guerra.

Pero no todo en esta historia es favorable, Gerda no pudo despegarse del personaje; es decir, su talento era invisibilizado por “Robert Capa”, creó una historia que el público se creyó y no quiso soltar.

Gerda murió a los 26 años, su compañero Endre Friedmann, adoptó la historia de Robert, quedándose con el prestigio que Taro construyó y haciendo que Gerda Taro quedará en el olvido como una anécdota más en la historia.

Dato curioso: Gerda, sale del mundo de los olvidados, debido a la publicación de una fotografía donde un médico aparece limpiando la sangre de su rostro el día de su muerte

¿Qué te ha parecido? Podríamos seguir escribiendo sobre más mujeres abriendo caminos a la fotografía profesional. Una lucha llena de talento, inteligencia y rebeldía. La lista es larga y eso nos llena de orgullo: Inge Morath, Joana Biarnés, Masha Ivashintsova, Shirin Neshat, Sakiko Nomura, Gabrielle Duplantier, Clarissa Bonet y muchas más; anímate a conocer sobre estas grandes personalidades en el mundo de la fotografía, seguro te emocionas igual que nosotros.

Demos reconocimiento al talento de grandes mujeres que en la lucha por sus sueños, nos dejaron una enseñanza de perseverancia.

“La fotografía es un fenómeno extraño… Confías en tu ojo y no puedes hacer más que desnudar tu alma” – Inge Morath

Estas historias deben invitarnos a sacar nuestro potencial, ninguna de ellas nació siendo experta, sino que forjaron sus habilidades con la práctica. Por lo que te invitamos a explotar tu potencial y que nos dejes ser parte del éxito de tu fotografía. Queremos estar para ti, para que logres la foto de tus sueños: la que pasará a la historia.

Déjanos ser parte de tu experiencia en este fascinante mundo de la fotografía, encuéntranos en Twitter @AirBrushLatam o en Instagram @AirBrushOfficial.

Hoy y todos los días queremos honrar y reconocer la lucha, pasión y rebeldía de esas mujeres. Queremos hacer ruido con la inspiradora historia de mujeres que no descansaron hasta conseguir que su nombre sea escuchado. Reconocemos el talento que llevaron en sus venas y compartimos su amor a la fotografía.

¡Todos los días son un gran día para honrar a la mujer!